Cuando piensas en una cocina de diseño, inmediatamente viene a tu cabeza la imagen de un espacio extremadamente amplio, sin embargo, no siempre es así. Gracias al tipo de muebles que utilizan y a que son hechas sobre medidas, las cocinas de diseño se pueden adaptar a todo tipo de espacios.

Espacios pequeños y aprovechables

Las cocinas de diseño se pueden adaptar perfectamente a espacios pequeños gracias a que están hechas sobre medida. Así puedes aprovechar cada uno de los muebles para organizar todos los elementos que necesitas.

Existen gavetas de diferentes tamaños que en su interior pueden albergar una gran cantidad de rejillas para objetos más pequeños como condimenteros, cubiertos, frascos de mermelada, miel, conservas…
Cuando le das a cada cosa su lugar, notarás cómo optimizas el espacio y además no pierdes tiempo buscando lo que necesitas para tus preparaciones. En un estudio puedes perfectamente integrar la cocina y el comedor en un solo espacio abierto, o si el tamaño te lo permite, integrar una barra adicional para que tus visitantes puedan compartir contigo un delicioso café o una copa de vino en un ambiente realmente elegante y acogedor.

Lo mejor de este pequeño espacio es que puedes tener una cocina de diseño muy elegante sin invertir demasiado dinero, ya que la mayoría de reformas tienen un coste por metraje, por lo que cuanto más pequeño sea el lugar ¡más económico saldrá tu nuevo proyecto!

Luces y colores, fundamentales para lograr amplitud

Los tonos oscuros reducen el espacio, por lo que no son muy recomendables en ningún ambiente de un apartamento pequeño.

Para dar una sensación de amplitud, aunque el espacio de la cocina sea pequeño, es muy importante considerar el color que se va a utilizar como eje central.
Los tonos claros como el blanco, beige, marfil, hueso y gris siempre serán una buena elección, ya que visualmente ayudan a que la mirada se enfoque en el contexto y no en los detalles.
Además, si deseas tener muebles con tono de madera natural en tu cocina, puedes inclinarte por los tonos miel, pues, siempre que sean claros, te ayudarán a crear un ambiente cálido sin perder amplitud visual.
Combina los muebles con luces halógenas en puntos estratégicos, de tal forma que puedas darle una mayor intencionalidad en los lugares oscuros, así tu cocina de diseño lucirá más amplia sin mucho esfuerzo. Asimismo, puedes aprovechar toda la luz natural del lugar, te permitirá ahorrar en gastos de energía y proporcionar un ambiente bastante agradable no solo para ti, sino para tus invitados también.

Es importante que consideres la posibilidad de integrar un suelo en tono claro a tu cocina de diseño, de esta forma, la combinación de los tres elementos: piso, luces y muebles, te dará una sensación de amplitud y elegancia realmente soñada.

Toma una acertada decisión al realizar esta reforma y disfruta de una maravillosa cocina de diseño en tu estudio, de una forma fácil, rápida y económica

Abrir chat