Imagina tener una hermosa cocina de diseño inspirada en el estilo vintage que además, cuente con todo lo que necesitas para realizar una deliciosa comida. pues bien, esta es, en resumen, una cocina retro y tenemos las claves para que logres tener una en casa ¡te va a encantar!

Colores en las cocinas retro

Entre los tonos típicos de los años 50 y 60, encontrarás el verde menta, la salvia, el rosado, el azul claro, el amarillo e incluso el verde limón y el rojo intenso. Estos tonos aportan una gran vivacidad a tu cocina y combinándolos adecuadamente ¡se verán maravillosos!

Azulejos pequeños y geométricos

En aquellos años era muy común el uso de azulejos con diseños geométricos y no pueden faltar en tu cocina de estilo retro. Puedes combinarlos sobre la encimera, por ejemplo, en una sola línea, si no deseas que la cocina se vea demasiado saturada.
Si te encantan estos diseños y tienes un espacio muy amplio puedes utilizarlos en las baldosas del piso. En ese caso, ten en cuenta combinar el tono de las figuras con los muebles de tu cocina retro y considera que el espacio se verá bastante reducido.

Electrodomésticos y Muebles, conserva el estilo pero que sean funcionales

Para que tu cocina retro de estilo vintage funcione a la perfección, puedes buscar electrodomésticos modernos con imagen antigua. En el mercado ya existen tostadoras, licuadoras, cafeteras y hasta máquinas de pop corn y hotdogs al estilo años 50 que puedes poner sobre la encimera sin ningún problema y que le darán un toque aún más interesante a tu cocina.
El refrigerador cambiará totalmente con una buena mano de pintura en un tono que combine con la cocina. El azul claro, rosa o verde menta suelen ser los más elegidos para esta función y lucen realmente fabulosos.
¿No sabes cómo diseñar tus muebles? Puedes hacerlo de este modo, puedes conseguir una revista de la época y mandarnos a hacer los muebles con el estilo vintage pero totalmente nuevos, ¡definitivamente un elemento que atraerá todas las miradas!

Estanterías a la vista, indispensables en el estilo retro

Una de las características de las cocinas estilo retro son las estanterías a la vista y en ellas puedes poner aquellos elementos que quieres destacar, como unos pocillos con imágenes vintage, platos decorados, teteras y salseras de porcelana, tablas de picar de madera en diversos estilos, cucharones y los favoritos: sartenes de diferentes tamaños en cobre.
Estas cocinas retro tienen un estilo tan particular, que incluso puedes poner macetas cuadradas blanca sobre la encimera o cerca a la ventana con plantas perennes que sirven como condimentos, por ejemplo, el romero, la albahaca, el orégano y la menta. Combinarán muy bien con el estilo del lugar y además aportarán un delicioso sabor a tus comidas.

Con una cocina de estilo retro puedes tener la combinación perfecta entre lo clásico y lo moderno. ¿Te animas a tener una?

Abrir chat