Las plantas en la cocina, además de brindar armonía al ambiente también ofrecen funcionalidad, ya que se puede tener a mano alguna hierba que le dé un toque final a la comida, como por ejemplo la menta o la albahaca.
Colocar plantas en la cocina es una excelente manera de darle vida y color al espacio, además de un rico aroma. También ayudan a purificar el ambiente, así que se trata de un elemento que va más allá del carácter decorativo y estético.
Pero, ¿Cuáles colocar? Existen muchas especies y tal vez no todas son ideales para la cocina. Para sacarte de dudas, aquí podrás conseguir las plantas que son excelentes para la cocina. ¡Descúbrelas a continuación!

Plantas ideales para la cocina

1. Plantas aromáticas y comestibles
Este tipo de plantas brindan frescura al ambiente y ayudan a disipar los olores de la cocina. Además, sirven para agregarle un toque final a las comidas. Algunas de ellas son: el perejil, la menta y la salvia. Una característica en común de todas estas plantas es que necesitan recibir abundante luz para mantenerse sanas.

2. Plantas colgantes
Presentan la ventaja de que no es necesario que la cocina sea grande, sino que pueden colocarse en cualquier rincón accesible. Sin embargo, aunque estén colgando es importante considerar cómo cambiará el ambiente una vez se ubiquen las plantas, es decir, si se verá sobrecargado o mantendrá todo en armonía. Una buena opción es colocar plantas colgantes de tamaño mediano.

3. Plantas minimalistas
Si solo quieres darle un toque distinto a tu cocina, puedes optar por las plantas minimalistas. Esta opción permite incorporar al espacio la alegría y armonía que se desea sin recurrir a grandes especies. En esta categoría, las plantas suculentas son las más usadas. Se caracterizan por no necesitar mucha agua en su cuidado, y gracias a su tamaño se pueden colocar varios ejemplares.

4. Plantas de gran tamaño
Así como lo minimalista tiene un lugar en la cocina, lo grande también. Si las medidas del espacio lo permiten, se puede colocar una planta de gran tamaño. Este tipo de ejemplares son muy recomendados para cocinas abiertas, ya que permiten crear una separación visual con los demás lugares de la casa.

¡Importante!
Cuando compres una planta es importante conocer cuáles son sus cuidados, para que así se puedas disfrutar de ella por mucho tiempo. Por lo general, algunos consejos básicos son:
– Evitar que la planta se encuentre cerca del fregadero, ya que puede estar en contacto con residuos o detergente.
– Colocar la planta lejos del área donde se cocina, debido a que las corrientes de aire caliente pueden dañarla.
– Poner las macetas cerca de ventanas, pero cuidando que no reciba la luz directa del sol.

En definitiva, las plantas son un elemento que no solo embellecen el lugar, sino que lo purifican y al mismo tiempo brindan alegría al ambiente. Así que aprovecha todas sus cualidades y considéralas para tu decoración.

Abrir chat
A %d blogueros les gusta esto: