Tengas una cocina grande o una pequeña coincidirás conmigo en que es fundamental sacarle provecho a esos espacios que nos pueden ayudar a tener un orden en la “estancia por excelencia”.
Además, esto nos puede servir para otorgarle un punto de estilo a esa cocina aburrida, llenándola de vida y colorido.

Pero, ¿cómo podemos sacar provecho de esta idea? Muy sencillo, revisa cada rincón de tu cocina y piensa en las opciones que tienes…las paredes son un arma perfecta para que tu creatividad salga a la luz.

cocinas con isla

Estas paredes se pueden convertir en un lugar de almacenamiento muy práctico si lo que deseas es darles un toque útil, por ejemplo colocando los utensilios que uses a diario para tenerlos a mano.

Con la ayuda de las barras metálicas puedes crear un ambiente decorativo con los utensilios que más te gusten o te peguen en tu cocina. Puedes colocar paños de colores para darle luminosidad a la estancia, cubiertos u otros útiles que resulten funcionales y efectivos para nuestro objetivo, las posibilidades son infinitas… ¡usa la imaginación!

Coloca baldas en esas paredes lisas y vacías para decorar tu cocina a tu manera, las baldas pueden ser de colores o incluso forrarlas tú como más te guste, después llénalas con objetos decorativos o con utensilios para cocinar, lograrás un efecto renovado sin haberte excedido en gastos.

Los portarrollos se sujetan a unas barras y son muy útiles para tener a mano ciertos productos que empleamos casi a diario, el papel de cocina, el film transparente o el papel de aluminio, de esta manera no gastamos espacio extra en nuestros cajones.

Algo que se está poniendo muy de moda como decoración en la cocina son las pizarras ya que crean un efecto innovador y creativo donde cada día puede ser distinto, un mensaje de buenos días, una frase inspiradora y optimista, compromisos u obligaciones que debemos hacer y no queremos que se nos olviden…estas pizarras dan un toque innovador a nuestra cocina, pudiendo usar tizas de colores resaltando el mensaje que queramos destacar.

Y si quieres tener un toque natural en tu cocina, ¿qué mejor opción que colocar pequeñas macetas en tu pared? Puedes poner una tabla de madera sobre ella y fijar las macetas o cestos con barras para que no se muevan, incluso entre ellas puedes plantar hierbas o plantas para condimentar la comida, como el perejil o el orégano.

Como ves, tienes muchas posibilidades para renovar el aspecto de tu cocina y aprovechar al máximo los espacios, solo tienes que observarla y usar tu imaginación para convertirla en una cocina útil y con estilo.

Viste tu cocina con colores y dale ese toque personal tuyo, no te arrepentirás.

Traumkuchen - Cocinas de diseño en Madrid

Abrir chat
A %d blogueros les gusta esto: