Cuando se trata de elegir la encimera, las palabras resistente, con estilo y sencillo de limpiar, se instalan en nuestra mente. La búsqueda de un diseño que reúna estas características es nuestro objetivo y, afortunadamente, en la actualidad existen una variedad de opciones que las poseen.
Frente a tantas alternativas, puede surgir la duda acerca de cuál es la ideal o cómo saber si es la adecuada para nuestro diseño de cocina. Lo primero a tener en cuenta es que no existe una encimera perfecta, cada modelo tiene sus pros y contras, el que selecciones va a depender de nuestras exigencias y de la imagen que guardemos de la cocina.

Tipos de encimeras

1. Encimeras de mármol
Es un material con un nivel de dureza y resistencia al calor de medio a alto, sin embargo, puede romperse si recibe un golpe bastante fuerte, y aunque soporta bien las altas temperaturas es recomendable proteger la superficie al momento de colocar algo caliente sobre ella. Por otra parte, estas encimeras destacan por otorgarle un toque elegante a la cocina.
Algo muy importante que debemos considerar si esta opción se halla en nuestra lista, es que se trata de un material sensible a los ácidos y también poroso. Así que si alguna sustancia cae en la superficie, esta debe ser limpiada rápidamente, ya que de lo contrario queda la mancha.

2. Encimeras de granito
Esta opción ofrece una gran durabilidad y elevada resistencia a los golpes, rayados y al calor. Se puede escoger entre un acabo rugoso o pulido y también entre una variedad de colores. Otra de las cualidades de este material es que se distingue por ser higiénico, así que los alimentos pueden estar en contacto directo con la superficie. En cuanto a su mantenimiento y limpieza, es sencilla.
Al elegir este tipo de encimera es crucial tener en cuenta que el granito es un material bastante pesado, por lo que los muebles que van a sostener la encimera deben ser resistentes.

3. Encimeras de madera
Este tipo de encimera se caracteriza por aportar un estilo rústico a la cocina, teniendo la posibilidad de elegir el tipo y color de madera que deseas. Por otra parte, se trata de un material bastante delicado, que requiere de un cuidado y mantenimiento frecuente. Su nivel de resistencia al calor es de medio a bajo, y se rayan con facilidad. Para estas encimeras se recomienda aplicar un tratamiento para protegerlas y así puedan soportar la humedad.

4. Encimeras laminadas
Consisten en una superficie de lámina sintética que tiene una variedad de colores y acabados. En comparación con otras encimeras, su resistencia a las manchas y el calor es baja, y también se raya con facilidad. Sin embargo, tienen una excelente relación calidad/precio, ya que con un buen cuidado y limpieza, pueden durar mucho tiempo. Entre esos cuidados se aconseja estar atento a las filtraciones de humedad.

5. Encimeras de cuarzo
Se distinguen por ser duras y resistentes a manchas y rayones. Resultan sencillas para limpiar y no necesitan un mantenimiento en específico. En general son una gran opción, el único detalle que hay que considerar si se decide por este tipo, es que no soportan el calor directo.

Tener en cuenta las cualidades de las encimeras al momento de realizar una elección, va a garantizar que nuestra cocina tenga una combinación equilibrada entre funcionalidad y estética. Tampoco hay que olvidar cuáles son nuestras exigencias y limitaciones, considerar ambos aspectos es el plus que nos permitirá hacer elecciones más acertadas.

¿Sigues indeciso? Solicita más información en info@traumkuchen.es o en el teléfono 91 665 68 85.

Resolveremos todas tus dudas para que tengas la cocina de tus sueños.

 

Abrir chat
A %d blogueros les gusta esto: