Si estás haciendo una remodelación en una cocina, seguramente lo último en lo que piensas es en el fregadero, sin embargo, es importante tener en cuenta que hay diferentes estilos de ellos y por lo tanto, también deberías prestar un poco de atención a este detalle para que tu cocina esté totalmente enfocada en el estilo que deseas. Échale un vistazo también a la guía para la elección del fregadero que colgamos hace un par de semanas para que sepas elegir correctamente. Y ahora sí, empecemos con los fregaderos!

Fregaderos en cuarzo y resina acrílica

Si estás cansado de los fregaderos de aluminio y quieres utilizar algo un poco diferente y con igual utilidad, están disponibles los fregaderos en cuarzo. Están compuestos por un 80% de arena de cuarzo y un 20% de resina acrílica combinados, formando un material de agradable aspecto de piedra que es resistente a los arañazos, al calor, incluso hasta los 300 grados centígrados, a los ácidos y por si fuera poco ¡no se decolora!
Su superficie tiene una textura fina que no es porosa por lo que no se fracturará ni se llenará de moho, garantizando un alto nivel de higiene, además de una excelente estética para tu cocina.

Fregaderos en resina

Los fregaderos basados en resina son visualmente muy bonitos, pero no resisten los golpes ni el calor, tienen una gran variedad de texturas y colores, suelen ser muy interesantes visualmente, por lo que son una buena opción si los fregaderos a utilizar solo se quieren por estética y no por practicidad.

Fregaderos en cerámica

Si tienes una casa de campo o si deseas que tu cocina sea de estilo rústico o vintage, opta por un fregadero en cerámica ya que es muy resistente a golpes y arañazos, aunque si sufren un golpe demasiado fuerte puede partirse. Entre los principales inconvenientes existe el hecho de que tienen un elevado precio.

Fregaderos de mármol o granito

Estas se fabrican específicamente para que sean integradas en la encimera, y ofrecen características propias de estos materiales, suelen tener gran resistencia, aunque su gran defecto es que se manchan con facilidad.

Fregaderos sintéticos

Se trata de materiales con diseños únicos en los que se integran la encimera y el fregadero en una sola pieza, sin separaciones. Son alternativas de alto precio, pero que pueden ser bastante efectivos si así deseas usarlos.

Fregaderos de esquina

Es muy común ver el fregadero en la mitad de la cocina, sin embargo, también existen los fregaderos de esquina, utilizados para darte un espacio diferente, particularmente en las cocinas en L en las que así se aprovecha toda la encimera para darle continuidad al espacio.

La elección tanto del material del fregadero como de su tamaño, serán indispensables para dar un espacio especial de protagonismo en un elemento que es vital dentro de la cocina y que puede ayudarte a tener una verdadera cocina de diseño.

Abrir chat