Las cocinas de diseño en Madrid, lucen impactantes gracias a la magia de la pintura y las luces, que se pueden combinar de una forma particular, dando como resultado un juego maravilloso que aumenta la elegancia y por supuesto, la belleza en esta zona tan especial de tu hogar.

¡Atrévete a cambiar con una cocina de diseño!

La cocina es el centro de muchos hogares, alrededor de ella se tejen numerosos y entrañables momentos y por supuesto que merece nuestra atención. Las cocinas de diseño tienen toques particulares en sus muebles que las hace ser una joya única para quienes las admiran pero, si además las conjugas con una pintura de colores adecuados en las paredes y unas cuantas luces led, realmente llegarán a ser toda una obra de arte.

Si tienes una cocina de color blanco, puedes combinar tonos rosa o malva que te darán un contraste único, además puedes poner luces led blancas en las bases de los gabinetes altos, lo que le dará un toque realmente elegante a los mesones.

El gris es una tonalidad que proporciona una marcada sensación de amplitud visual que seguramente llamará la atención de todos tus visitantes. Además, es un color sumamente elegante, fácil de mantener y el elegido de la mayoría de apartamentos o casas para hombres que viven solos.

¿Quieres tonos neutros? Puedes jugar un poco con las pinturas basadas en los diferentes tonos de verde, marrón o amarillo que combinan con cualquier estilo de cocinas de diseño, verás cómo este espacio de tu casa lucirá genial.

Las luces dan vida a tu cocina de diseño

Tanto en los gabinetes superiores como en espacios dedicados especialmente para adornos, como por ejemplo, botellas de vino, puedes implementar luces LED en diferentes tonos para producir visualmente una sutil armonía que sin duda cambiará el aspecto de tu cocina.

Además, también puedes utilizar algunos trucos extra como algunas velas con aroma a vainilla en puntos estratégicos, como los rincones oscuros, que le darán un toque amable y romántico verdaderamente irresistible. Puedes utilizar también botellas decorativas con luces integradas, de tal forma que la combinación de colores llegué realmente a destacar el espacio que hayas seleccionado para tal fin.
Si tu cocina es amplia, puedes sacarle partido a través de la iluminación con la inclusión de unas lámparas o faroles que le den un estilo diferente, sobre todo si incluyes una mesa en la que puedan tus invitados sentarse a comer.
No olvides que el interior de algunos armarios y cajones te pueden ayudar para no tener que encender más lámparas, además existen mecanismos de encendido y apagado automático que pueden convertir tu cocina de diseño en un lugar bastante llamativo.

Las luces cálidas te darán una mayor sensación de acogimiento gracias a sus tonos amarillos, y las luces frías que tienden a tener más tonalidades de blanco y azul se pueden utilizar en los puntos en los que manipulan alimentos pues no modifican los colores de los mismos y puedes verificar si se hallan en buen estado captando sus tonos naturales.

Tener una cocina de diseño en Madrid es cada vez más fácil, logrando además adaptarse a cualquier espacio. No esperes más y ten la cocina con el diseño que siempre soñaste.

Abrir chat