Al hablar de tendencias en el diseño de las cocinas, inmediatamente sale a la luz el concepto minimalista, el cual cada vez cobra más protagonismo entre las elecciones de bocetos de cocinas.
Pero, ¿en qué consiste el concepto minimalista? ¿Cuáles son sus características? Seguro que con frecuencia has escuchado sobre esta tendencia e incluso te la han recomendado, sin embargo puede que todavía hayan dudas sobre la esencia del concepto.
Aquí aclararemos muchas cuestiones sobre el diseño minimalista, así que continúa leyendo para que puedas conocer la esencia del concepto.

La esencia del diseño de cocinas minimalistas

Las tres cualidades características del diseño minimalista son la amplitud, elegancia y luminosidad. La idea de este concepto es que la combinación de elementos le dé más profundidad al espacio, para ello se elige una paleta de colores claros o neutros como el blanco o beige y, aunque el negro no forma parte de ese grupo de tonalidades, suele utilizarse ya que aporta elegancia.

Reglas en el diseño de cocinas minimalista

1. La sencillez
El diseño minimalista se distingue por considerar en su boceto solo lo necesario y esencial. Se incorporan detalles sencillos que realzan el espacio, sin exagerar en el uso de estos y colocando justo la cantidad de muebles que se van a utilizar.
2. La funcionalidad
Todos los elementos que se coloquen en la cocina deben ser funcionales. Se evita disponer elementos que no cumplan ninguna labor y solo entorpezcan la distribución general del espacio. En la elección de los materiales de esos elementos, es relevante el tema de la facilidad de la limpieza, tratando de escoger opciones cuyo mantenimiento sea sencillo.
3. Líneas rectas
Es la característica estrella de una cocina minimalista. Las líneas rectas se incorporan tanto en los muebles como en la organización del espacio. Existe una simetría en la disposición de los elementos, lo cual termina generando una simetría visual.
Esta característica también va acompañada de la idea de que, en la distribución del espacio, los elementos no entorpezcan el desplazamiento por la cocina. Se busca crear un ambiente despejado.
4. Los colores
Como hemos dicho al principio, las tonalidades neutras o claras son la elección por excelencia. El blanco suele ser el más utilizado, ya que le brinda profundidad al espacio y hace buen contraste con otros colores. Ahora bien, aunque la paleta neutra es la predilecta, también se pueden usar tonalidades oscuras o incluso llamativas, pero siempre creando un contraste que genere armonía y mantenga la simplicidad del espacio.

Estas son las reglas de oro que guardan la esencia de una cocina minimalista. La unión de todas ellas dará como resultado un espacio elegante y lleno de armonía, teniendo como guía la simplicidad.

Traumküchen, cocinas de diseño a tu alcance

Abrir chat