Cuando vas a diseñar la cocina, salen a la luz una serie de estilos, cada uno con un toque atractivo y llamativo, que dan ganas de unirlos y plasmarlos todos al mismo tiempo en la cocina. Sin embargo, también, en ocasiones, podemos dejar pasar algún diseño conveniente para nuestra cocina, por desconocimiento del diseño.
Entre tantos estilos, es normal que no tengamos idea de muchos de ellos.
Constantemente van surgiendo tendencias en diseños, por lo que, la lista de conocidos se va renovando. Resulta difícil mantener el ritmo a esa aparición de tendencias, y puede suceder que desechemos un buen estilo por no saber sus características.
En esta oportunidad, vamos a mostrar las características del conocido “estilo escandinavo”, tal vez lo has escuchado o es la primera vez, cualquiera sea el caso, aquí vas a conocer sobre él, así puedes agregarlo a tu lista y evaluar si es una buena opción para tu cocina.

Características del estilo escandinavo

Antes de conocer las cualidades de este estilo de cocinas, cabe destacar que cuando se habla del diseño escandinavo, surgen las palabras acogedor, sencillo y práctico. En general, estos son los rasgos distintivos de este estilo; es minimalista manteniendo una estética cálida.

Tonos neutros o pasteles
El color característico de este estilo nórdico es el blanco, ya que le proporciona al espacio más luminosidad y brinda una percepción de amplitud. Sin embargo, no se limita al uso de este color, también utiliza otras tonalidades, como el gris, beige, el rosado o verde (en tonos pastel).
La madera
Es el elemento protagonista del estilo escandinavo. Se distingue por ser de tonalidades claras y tener un acabado que agrega al espacio un aura acogedora.
Si la cocina solo tiene colores neutros o pasteles, entonces no se está hablado de ese tipo de diseño. Es necesario que la característica de la madera esté presente en el espacio, para hablar de un verdadero estilo escandinavo.
Espacios bien organizados
El estilo escandinavo se caracteriza por su funcionalidad, todos los elementos de la cocina deben estar dispuestos de una forma ordenada. La idea es limitar en lo posible el efecto visual del desorden. Para ello, debe pensarse en una distribución que aproveche de la mejor forma el espacio.
Minimalismo
La simplicidad, sobriedad y practicidad son cualidades que acompañan al estilo escandinavo. Es común que en este tipo de diseño se coloquen estantes abiertos, ya que resultan prácticos por la facilidad de organizar y almacenar los elementos, con la idea de que siempre estén al alcance y puedan encontrarse fácilmente.

Este estilo resulta bastante atractivo, aunque pueda parecer simple. Le otorga a la cocina una sensación de calidez y armonía que deja encantado a cualquiera que la ve o pasa un rato en ella.

Traumküchen, cocinas de diseño en Torrejón de la Calzada

Abrir chat